La novia del señor Liebre

2107182999_la_novia_del_senor_liebre

Había una vez una mujer y su hija que vivían en un bonito jardín con coles; y una vez un pequeño señor liebre ingresó a la huerta, y durante el tiempo de invierno se comió todas las coles. Entonces dijo la madre a la hija,

-“Ve al jardín, y ahuyenta al señor liebre.”-

La muchacha dijo al pequeño señor liebre,

-“Sh-sh, señor liebre, usted todavía sigue comiéndose por completo todas nuestras coles.”-

Dijo el señor liebre,

-“Venga, doncella, siéntese en mi pequeña cola, y venga conmigo a mi pequeña choza.”-

La muchacha no lo hizo. Al día siguiente el señor liebre vino otra vez y comió las coles, luego dijo la madre a la hija,

-“Ve al jardín, y ahuyenta al señor liebre.”-

La muchacha volvió a decirle al señor liebre,

-“Sh-sh, pequeño señor liebre, usted sigue comiéndose todas las coles.”-

El pequeño señor liebre dijo,

-“Doncella, siéntese en mi cola y venga conmigo a mi pequeña choza.” La doncella se negó.

El tercer día el señor liebre vino otra vez, y se comió las coles. Ahora la madre dijo a la hija,

-“Ve al jardín y llévate al señor liebre bien lejos.”-

dijo entonces la doncella,

-“Sh-sh, pequeño señor liebre, usted todavía se come todas nuestras coles.”-

y replica el señor liebre,

-“Venga, doncella, siéntese sobre mi pequeña cola, y venga conmigo a mi pequeña choza.”-

La muchacha por fin se sentó en la cola del pequeño señor liebre, y luego el señor liebre la llevó a su pequeña choza, y dijo,

-“Ahora usted cocine la col verde y la semilla de mijo, y yo traeré a los invitados de la boda.”-

Entonces todos los invitados de la boda se reunieron. (¿Quiénes eran los invitados de la boda?) ¿Qué puedo decirle?, lo que otro me dijo: todos eran liebres, y el cuervo estaba allí como el cura para casar a la novia y el novio, y el zorro como oficinista, y el altar estaba bajo un arco iris.

La muchacha, sin embargo, estaba triste, ya que ella estaba absolutamente sola. El pequeño señor liebre viene y dice,

-“Abran las puertas, abran las puertas, los invitados de la boda están alegres.”-

La novia no dice nada, pero llora. El pequeño señor liebre se marcha. Luego vuelve y dice,

-“Quítese el velo, quítese el velo, los invitados de la boda tienen hambre.”-

La novia otra vez no dice nada, y llora. El pequeño señor liebre se marcha. Luego regresa y dice,

-“Quítese el velo, quítese el velo, los invitados de la boda esperan.”-

Entonces la novia no dice nada, y la liebre se marcha de nuevo, pero ella forma y viste una muñeca de paja con su ropa, y le pone una cuchara para batir, y la coloca por la cazuela con la semilla de mijo, y se marcha donde su madre. El pequeño señor liebre viene una vez más y dice,

-“Quítese el velo, quítese el velo,”-

y levantándose golpea la muñeca en la cabeza de modo que su velo cae.
Entonces el pequeño señor liebre ve que aquello no es su novia, y se marcha muy adolorido.

Comments

dictados cortos, cuento con inicio nudo y desenlace, cuentos cortos en ingles traducidos al español, cuentos inventados largos, cuentos con inicio nudo y desenlace, cuentos cortos de 10 renglones, cuentos largos inventados