como hacer un dictado d dos carillas

Usted está viendo cuentos para ninos , cuentos y fabulas para niños y / u otros artículos relacionados con su búsqueda como hacer un dictado d dos carillas. Encuentra las mejores soluciones para los cuentos que desea leer: dictados cortos, cuento con inicio nudo y desenlace, cuentos cortos en ingles traducidos al español, cuentos inventados largos, cuentos con inicio nudo y desenlace, cuentos cortos de 10 renglones, cuentos largos inventados



El-león-enfermo-y-los-zorros El león enfermo y los zorros

Un día el rey león cayo enfermo y su médico, que era una búho, le recomendó hacer reposo durante un tiempo. El león decidió entonces que como iba a permanecer mucho tiempo inactivo, solo y aburrido, que vinieran a visitarlo un animal de cada especie. Se aclaró que se otorgaba total inmunidad contra las garras del león, y que ningún invitado sería atacado. Así

Ver Cuento…


ZorroCaballo La Zorra y el Caballo

Un hacendado tenía un fiel caballo que había envejecido, y como no podía ya hacer el trabajo, no le daba nada para comer y le dijo: -“Ciertamente que ya no haré más uso de ti, pero siempre te tengo cariño. Si tú me demuestras suficiente fortaleza como para traerme un león, te mantendré por el resto de tus días, pero por ahora, sal del

Ver Cuento…


e64f7330369ca32398be34cc37eeb221 La rama de avellana

Una tarde el niño Jesús se había acostado en su cuna y se había dormido. Entonces su madre llegó, lo miró llena de alegría, y dijo, -“¿Tú mismo te viniste a dormir, mi niño? Duerme dulcemente, y mientras tanto iré al bosque, y te traeré un puñado de fresas, pues ya sé que estarás contento con ellas cuando despiertes.”- Ya afuera en el bosque,

Ver Cuento…


QUESOs_1b Las Novias a Prueba

Había una vez un pastor joven que deseaba mucho casarse, y conoció a tres hermanas que eran todas igualmente bonitas, de modo que le era muy difícil a él hacer una opción, y no podía decidir dar la preferencia a cualquiera de ellas. Entonces él pidió a su madre el consejo, y ella le dijo, -“Invita a las tres a casa, sírveles un poco

Ver Cuento…


pehuen01 El árbol generoso

Existe un árbol muy alto, cuyas duras ramitas parecen formar una hermosa sombrilla, sus grandes frutos se llaman piñones y contienen miles de semillas muy nutritivas. Este árbol, llamado pehuén, ahora vive feliz en las tierras de la Patagonia Argentina, pero no siempre fue así. Cuenta una leyenda que en el principio de los tiempos, el Pehuén estaba muy triste y sus pobres ramitas

Ver Cuento…


el-leon-y-el-raton El león y el ratón

Después de un largo día de caza, un león se echó a descansar debajo de un árbol. Cuando se estaba quedando dormido, unos ratones se atrevieron a salir de su madriguera y se pusieron a jugar a su alrededor. De pronto, el más travieso tuvo la ocurrencia de esconderse entre la melena del león, con tan mala suerte que lo despertó. Muy malhumorado por

Ver Cuento…


670763cd37ca06abc2cc1a2860f327e5 Los tres hermanos

Había una vez un hombre que tenía tres hijos, y nada más en el mundo excepto la casa en la cual él vivía. Ahora cada uno de los hijos deseaba tener la casa después de la muerte de su padre; pero el padre amaba a todos ellos por igual, y no sabía que hacer; él no deseaba vender la casa, porque había pertenecido a

Ver Cuento…


moon2 La Luna

Hace mucho tiempo, había una tierra donde las noches eran siempre oscuras, y la extensión del cielo sobre ella era como una tela negra, allí la luna nunca salió, y ninguna estrella brillaba en la oscuridad. En la creación del mundo, la luz por la noche no fue tomada en cuenta. Tres jóvenes compañeros salieron una vez de este país en una expedición de

Ver Cuento…


el-sastrecillo-valiente El Gigante y el Sastre

Cierto sastre que era grande en jactancia, pero pequeño en el hacer, se le metió en su cabeza ir por el mundo por un tiempo, y conocer su alrededor. Tan pronto como pudo hacerlo, dejó su taller, y tomó su camino, sobre colinas y valles, a veces aquí, a veces allá, pero siempre adelante sin cesar. Una vez él vio en la distancia azul

Ver Cuento…


La-Hilandera La Hilandera Perezosa

En un cierto pueblo una vez vivían un hombre y su esposa, y la esposa era tan ociosa que ella nunca trabajaría en nada; y cuando su esposo le traía algo para hilar, ella casi nunca lo hacía, y si lograba hilar algo, nunca lo enbobinaba, y todo permanecía enredado en un montón. Si el hombre la reprendía, ella estaba siempre lista con su

Ver Cuento…