crear una pequena fabula respetando sus partes inicio nudo y desenlace

Usted está viendo cuentos de terror largos , cuentos para ninos y / u otros artículos relacionados con su búsqueda crear una pequena fabula respetando sus partes inicio nudo y desenlace. Encuentra las mejores soluciones para los cuentos que desea leer: dictados cortos, cuento con inicio nudo y desenlace, cuentos cortos en ingles traducidos al español, cuentos inventados largos, cuentos con inicio nudo y desenlace, cuentos cortos de 10 renglones, cuentos largos inventados



Inicio


4998476doncella Ocio y Labor

Había una vez una joven doncella quien era muy linda, pero ociosa y negligente. Cuando ella tenía que hilar, se ponía de tan mal genio que si topaba con un pequeño nudo en el lino, inmediatamente sacaba toda la carrucha y lo tiraba al suelo al lado de ella. Pero ella tenía a una criada que era muy laboriosa, y recogía las carruchas y

Ver Cuento…


Maiz La leyenda del Maíz

Los indios aztecas veneraban al dios Quetzalcóatl, que significa Serpiente Emplumada. Antes de la llegada de ese dios, los aztecas se alimentaban de raíces y animales que cazaban, pero no podían comer maíz porque estaba escondido detrás de las montañas. Los antiguos dioses habían intentado tiempo atrás separar estas altas montañas utilizando su fuerza, pero no lo consiguieron, así que los aztecas pidieron ayuda

Ver Cuento…


vagon-vehiculos-trenes-pintado-por-codigolyok-9768914 El Pequeño Vaso de Nuestra Señora

Hubo una vez un vagón que tan cargado estaba de vino que se atoró en un hueco en el camino tan fuertemente, que por más esfuerzo que se hiciera, no podía ser puesto en movimiento. Entonces sucedió que pasó por allí Nuestra Señora, y cuando vio al pobre carretero con su problema, le dijo: -“Estoy cansada y con sed. Dame un vasito de vino

Ver Cuento…


fabulas_lafontaine_golondrina_pajaros La golondrina y los pájaros

Una golondrina había aprendido mucho en sus viajes (nada hay que enseñe tanto), preveía nuestro animalejo hasta las menores borrascas, y antes de que estallasen, las anunciaba a los marineros. Sucedió que, al llegar la sementera del cáñamo, vio a un labriego que echaba el grano en los surcos. “No me gusta eso, dijo a los otros pájaros. Lástima me dais. En cuanto a

Ver Cuento…


dios-diablo-400x378 Lobos y Cabras, Dios y el Diablo

El Señor Dios había creado a muchos animales, y había elegido al lobo para ser su acompañante, pero no había aún terminado de crear a las cabras y las tenía en su proceso. Entonces el Diablo se preparó y comenzó a interferir también, y le puso a las cabras colas largas finas. Así, cuando ellas iban al pasto, generalmente se enredaban y permanecían agarradas

Ver Cuento…


serpiente_chibi Historias Sobre Serpientes

Primera historia. Había una vez una pequeña niña cuya madre le daba cada tarde un pequeño tazón de leche y pan, y la niña se sentaba en el jardín con el tazón. Sin embargo, cuando ella comenzaba a comer, una serpiente llegaba arrastrándose desde una grieta en la pared, bajaba su pequeña cabeza en el plato, y tomaba la leche con ella. La niña

Ver Cuento…


2107182999_la_novia_del_senor_liebre La novia del señor Liebre

Había una vez una mujer y su hija que vivían en un bonito jardín con coles; y una vez un pequeño señor liebre ingresó a la huerta, y durante el tiempo de invierno se comió todas las coles. Entonces dijo la madre a la hija, -“Ve al jardín, y ahuyenta al señor liebre.”- La muchacha dijo al pequeño señor liebre, -“Sh-sh, señor liebre, usted

Ver Cuento…


anahí Anahí

Anahí era una pequeña indiecita que amaba profundamente su tierra. La selva, los bosques, los árboles, flores y pájaros eran tan valiosos para ella como su familia. Recorría feliz los bosques, abrazaba a los árboles, acariciaba a los animales y todo mientras cantaba. Su voz era dulce como la miel y su canto agradaba a todos. Dicen que hasta las nubes la escuchaban y

Ver Cuento…


La rana que quizo ser grande como el buey La rana que quiso hincharse como un buey

Una rana que se encontraba en una charca, vio un día acercarse a un buey a beber un poco de agua, y le llamo la atención el gran tamaño del animal. La ranita era muy pequeña, no más grande que un limón. Al ver al corpulento buey se llenó de envidia y decidió hincharse hasta igualarlo en tamaño. La ranita mientras se iba hinchando

Ver Cuento…