cuentos bonitos

Usted está viendo cuentos para ninos , cuentos de terror largos y / u otros artículos relacionados con su búsqueda cuentos bonitos. Encuentra las mejores soluciones para los cuentos que desea leer.

cerro_elfos El cerro de los elfos

Varios lagartos gordos corrían con pie ligero por las grietas de un viejo árbol; se entendían perfectamente, pues hablaban todos la lengua lagarteña. -¡Qué ruido y alboroto en el cerro de los ellos! -dijo un lagarto-. Van ya dos noches que no me dejan pegar un ojo. Lo mismo que cuando me duelen las muelas, pues tampoco entonces puedo dormir. -Algo pasa allí adentro

Ver Cuento…


CUENTO DE DÍA DE LA FAMILIA - EL PUENTE Dos hermanos

En una de las islas danesas, cubierta de sembrados entre los que se elevan antiguos anfiteatros, y de hayedos con corpulentos árboles, hay una pequeña ciudad de bajas casas techadas de tejas rojas. En el hogar de una de aquellas casas se elaboran cosas maravillosas; hierbas diversas y raras eran hervidas en vasos, mezcladas y destiladas, y trituradas en morteros. Un hombre de avanzada

Ver Cuento…


The_Red_Shoes Los zapatos rojos

Hubo una vez una niñita que era muy pequeña y delicada, pero que a pesar de todo tenía que andar siempre descalza, al menos en verano, por su extraña pobreza. Para el invierno sólo tenía un par de zuecos que le dejaban los tobillos terriblemente lastimados. En el centro de la aldea vivía una anciana zapatera que hizo un par de zapatitos con unos

Ver Cuento…


tamborilero-g El tamborilero

Un joven tamborilero salió completamente solo una tarde hacia el campo, y llegó a un lago en cuya orilla él encontró tres piezas de lino blanco en el suelo. -”Que lino más fino,”- dijo él, y guardó una de las piezas en su bolsillo. Volvió a casa, pensando sobre lo que había encontrado, y se acostó. Cuando ya se iba a dormir, le pareció

Ver Cuento…


hqdefault Las flores de la pequeña Ida

-¡Mis flores se han marchitado! -exclamó la pequeña Ida. -Tan hermosas como estaban anoche, y ahora todas sus hojas cuelgan mustias. ¿Por qué será esto? -preguntó al estudiante, que estaba sentado en el sofá. Le tenía mucho cariño, pues sabía las historias más preciosas y divertidas, y era muy hábil además en recortar figuras curiosas: corazones con damas bailando, flores y grandes castillos cuyas

Ver Cuento…