cuentos de simon bolivar para ninos

Usted está viendo cuentos y fabulas para niños , cuentos para ninos y / u otros artículos relacionados con su búsqueda cuentos de simon bolivar para ninos. Encuentra las mejores soluciones para los cuentos que desea leer.



135798749320 Hansel y Grethel

Al lado de un bosque muy grande moraban un pobre leñador con sus dos niños y su esposa, quien no era la madre de ellos. El niño se llamaba Hansel (Juancito), y la niña se llamaba Grethel (Margarita). Tenían muy poco para comer, y cuando una gran hambruna cayó sobre esa región, no podían procurarse el pan de cada día. Una noche, cuando él

Ver Cuento…


vida_de_grupo Chácharas de niños

En casa del rico comerciante se celebraba una gran reunión de niños: niños de casas ricas y familias distinguidas. El comerciante era un hombre opulento y además instruido; a su debido tiempo había sufrido los exámenes. Así lo había querido su excelente padre, que no era más que un simple ganadero, pero honrado y trabajador. El negocio le había dado dinero, y el hijo

Ver Cuento…


pajaros-en-nido Pichoncito

Había una vez un cazador que entró en el bosque para cazar, y cuando él se internó oyó un sonido de grito como si un pequeño niño estuviera allí. Él siguió el sonido, y por fin llegó a un gran árbol, y en lo alto de éste estaba un pequeño niño sentado, ya que la madre había fallecido bajo el árbol con el niño,

Ver Cuento…


ave-fenix-300x293 Los dos hermanos gemelos

Había una vez dos hermanos, uno rico y otro pobre. El rico era un orfebre y de frío corazón. El pobre se mantenía haciendo escobas, y era bueno y honorable. El pobre tenía dos niños, que eran hermanos gemelos y uno tan similar al otro, como dos gotas de agua. Los dos muchachos iban de acá para allá a la casa del rico, y

Ver Cuento…


patito_feo El patito feo

¡Qué lindos eran los días de verano! ¡Qué agradable resultaba pasear por el campo y ver el trigo amarillo, la verde avena y las parvas de heno apilado en las llanuras! Sobre sus largas patas rojas iba la cigüeña junto a algunos flamencos, que se paraban un rato sobre cada pata. Sí, era realmente encantador estar en el campo. Bañada de sol se alzaba

Ver Cuento…


Juan1-300x296 Juan Fiel

Había una vez un viejo rey que estaba enfermo, y pensó paara sí, -”Estoy yaciendo en lo que debe de ser mi lecho de muerte.”- Entonces ordenó, -”Que venga aquí Juan Fiel.”- Juan Fiel era su criado favorito, y era llamado así, porque durante toda su vida había estado fielmente dedicado al servicio del Rey. Cuando él estuvo al lado de la cama, el

Ver Cuento…


pinoquio (1) Pinocho

Erase una vez, un carpintero llamado Gepetto, decidió construir un muñeco de madera, al que llamó Pinocho. Con él, consiguió no sentirse tan solo como se había sentido hasta aquel momento. – ¡Qué bien me ha quedado!- exclamó una vez acabado de construir y de pintar-. ¡Cómo me gustaría que tuviese vida y fuese un niño de verdad! Como había sido muy buen hombre

Ver Cuento…


cigueña Las cigüeñas

Sobre el tejado de la casa más apartada de una aldea había un nido de cigüeñas. La cigüeña madre estaba posada en él, junto a sus cuatro polluelos, que asomaban las cabezas con sus piquitos negros, pues no se habían teñido aún de rojo. A poca distancia, sobre el vértice del tejado, permanecía el padre, erguido y tieso; tenía una pata recogida, para que

Ver Cuento…


quinto_sec_6_copia_9384 Juan Fierro

Hubo una vez hace mucho tiempo un rey que tenía un gran bosque cerca de su palacio, lleno de todas las clases de animales salvajes. Un día envió a un cazador para que le cazara una cierva, pero no volvió. -”Quizás algún accidente le ha acontecido,”- pensó el Rey. Al día siguiente envió a dos cazadores más para buscarlo, pero ellos tampoco volvieron. Entonces

Ver Cuento…


el-sastrecillo-valiente El Sastrecillo Valiente

Cierta mañana de verano estaba un sastrecillo trabajando junto a su mesa a la orilla de la ventana, y se sentía con tan buen espíritu que cosía a lo que más podía. En eso pasó por allí una señora campesina anunciando en voz alta: -”¡Buenas mermeladas, deliciosas mermeladas! ¡Baratas, a muy buen precio, llévenlas!”- Eso alertó complacidamente los oídos del sastre, y asomando su

Ver Cuento…