cuentos del sistema solar para ninos

Usted está viendo cuentos de terror largos , cuentos bonitos para niños y / u otros artículos relacionados con su búsqueda cuentos del sistema solar para ninos. Encuentra las mejores soluciones para los cuentos que desea leer.



cerro_elfos El cerro de los elfos

Varios lagartos gordos corrían con pie ligero por las grietas de un viejo árbol; se entendían perfectamente, pues hablaban todos la lengua lagarteña. -¡Qué ruido y alboroto en el cerro de los ellos! -dijo un lagarto-. Van ya dos noches que no me dejan pegar un ojo. Lo mismo que cuando me duelen las muelas, pues tampoco entonces puedo dormir. -Algo pasa allí adentro

Ver Cuento…


CUENTO DE DÍA DE LA FAMILIA - EL PUENTE Dos hermanos

En una de las islas danesas, cubierta de sembrados entre los que se elevan antiguos anfiteatros, y de hayedos con corpulentos árboles, hay una pequeña ciudad de bajas casas techadas de tejas rojas. En el hogar de una de aquellas casas se elaboran cosas maravillosas; hierbas diversas y raras eran hervidas en vasos, mezcladas y destiladas, y trituradas en morteros. Un hombre de avanzada

Ver Cuento…


Ratones1 Pón el cascabel al gato

Un hábil gato hacía tal matanza de ratones, que apenas veía uno, era cena servida. Los pocos que quedaban, sin valor para salir de su agujero, se conformaban con su hambre. Para ellos, ese no era un gato, era un diablo carnicero. Una noche en que el gato partió a los tejados en busca de su amor, los ratones hicieron una junta sobre su

Ver Cuento…


Cuervo La Leyenda del Cuervo

En tiempos remotos, todas las aves que poblaban la tierra eran de color blanco. Se parecían tanto unas a otras, que a veces las madres ni siquiera podían reconocer a sus crías. Cierto día, ante esta situación, un listo milano pensó que lo mejor era colorear sus plumas. Ni corto ni perezoso, machacó unas hierbas y elaboró un tinte de color marrón con el

Ver Cuento…


el-leon-y-el-raton El león y el ratón

Después de un largo día de caza, un león se echó a descansar debajo de un árbol. Cuando se estaba quedando dormido, unos ratones se atrevieron a salir de su madriguera y se pusieron a jugar a su alrededor. De pronto, el más travieso tuvo la ocurrencia de esconderse entre la melena del león, con tan mala suerte que lo despertó. Muy malhumorado por

Ver Cuento…


El-cocodrilo El Cocodrilo

Cuentan en Namibia que hace muchísimo tiempo, el cocodrilo era un animal de piel lisa y dorada. Sólo por la noche salía del agua embarrada para que la Luna se reflejara en su maravillosa piel. Era tan brillante y reluciente que causaba la admiración de todos los animales que por allí habitaban. El cocodrilo se sentía tan halagado y orgulloso, que decidió salir también

Ver Cuento…


Asno y Cochino El asno y el cochino

Envidiando la suerte del Cochino, un Asno maldecía su destino. “Yo, decía, trabajo y como paja; él come harina, berza y no trabaja: a mí me dan de palos cada día; a él le rascan y halagan a porfía”. Así se lamentaba de su suerte; pero luego que advierte que a la pocilga alguna gente avanza en guisa de matanza, armada de cuchillo y

Ver Cuento…


pastor3-1 El zagal y las ovejas

Apacentando un joven su ganado, 
 gritó desde la cima de un collado: “¡Favor!, que viene el lobo, labradores”. Estos, abandonando sus labores, acuden prontamente, y hallan que es una chanza solamente. Vuelve a clamar, y temen la desgracia; segunda vez los burla. ¡Linda gracia! Pero, ¿qué sucedió la vez tercera? Que vino en realidad la hambrienta fiera. Entonces el zagal se desgañita, y

Ver Cuento…


ZORRA-FABULA La zorra y las uvas

En una mañana de otoño, mientras una zorra descansaba debajo de una plantación de uvas, vio unos hermosos racimos de uvas ya maduras, delante de sus ojos. Deseosa de comer algo refrescante y distinto de lo que estaba acostumbrada, la zorra se levantó, se remangó y se puso manos a la obra para comer las uvas. Lo que la zorra no sabía es que

Ver Cuento…


Maiz La leyenda del Maíz

Los indios aztecas veneraban al dios Quetzalcóatl, que significa Serpiente Emplumada. Antes de la llegada de ese dios, los aztecas se alimentaban de raíces y animales que cazaban, pero no podían comer maíz porque estaba escondido detrás de las montañas. Los antiguos dioses habían intentado tiempo atrás separar estas altas montañas utilizando su fuerza, pero no lo consiguieron, así que los aztecas pidieron ayuda

Ver Cuento…