cuentos largos de terror

Usted está viendo cuentos para ninos , cuentos para ninos y / u otros artículos relacionados con su búsqueda cuentos largos de terror. Encuentra las mejores soluciones para los cuentos que desea leer.



El-Árbol-de-la-Vida-01 El Árbol de Enebro

Fue hace mucho tiempo, unos siglos atrás, en que había un hombre rico que tenía una esposa hermosa y piadosa, y se amaban mucho. Ellos no tenían, sin embargo, ningun niño, aunque los deseaban para ellos muchísimo, y la mujer rezaba por ellos día y noche, pero de todos modos no llegaba ninguno. Ahora bien, había un patio delante de su casa en el

Ver Cuento…


The_Red_Shoes Los zapatos rojos

Hubo una vez una niñita que era muy pequeña y delicada, pero que a pesar de todo tenía que andar siempre descalza, al menos en verano, por su extraña pobreza. Para el invierno sólo tenía un par de zuecos que le dejaban los tobillos terriblemente lastimados. En el centro de la aldea vivía una anciana zapatera que hizo un par de zapatitos con unos

Ver Cuento…


patito_feo El patito feo

¡Qué lindos eran los días de verano! ¡Qué agradable resultaba pasear por el campo y ver el trigo amarillo, la verde avena y las parvas de heno apilado en las llanuras! Sobre sus largas patas rojas iba la cigüeña junto a algunos flamencos, que se paraban un rato sobre cada pata. Sí, era realmente encantador estar en el campo. Bañada de sol se alzaba

Ver Cuento…


noel_179[5] Cuento de Navidad de Charles Dickens

Scrooge era de puño apretado, un viejo pecador exprimidor, escurridizo, codicioso, raedor, y avaricioso. Duro y encerrado en sí mismo que tenía un negocio junto con su difunto amigo Marley, quien hace 7 Navidades, porque era Navidad, había muerto. Nadie en las calles le hablaba, pues sabían bien la respuesta venidera. La mañana anterior a la víspera de Navidad, Fred, el sobrino de Scrooge, lo

Ver Cuento…


pajaroynio El niño travieso

Érase una vez un anciano poeta, muy bueno y muy viejo. Un atardecer, cuando estaba en casa, el tiempo se puso muy malo; afuera llovía a cántaros, pero el anciano se encontraba muy a gusto en su cuarto, sentado junto a la estufa en la que ardía un buen fuego y se asaban manzanas. -Ni un pelo de la ropa les quedará seco a

Ver Cuento…


CUENTO DE DÍA DE LA FAMILIA - EL PUENTE Dos hermanos

En una de las islas danesas, cubierta de sembrados entre los que se elevan antiguos anfiteatros, y de hayedos con corpulentos árboles, hay una pequeña ciudad de bajas casas techadas de tejas rojas. En el hogar de una de aquellas casas se elaboran cosas maravillosas; hierbas diversas y raras eran hervidas en vasos, mezcladas y destiladas, y trituradas en morteros. Un hombre de avanzada

Ver Cuento…


el-sastrecillo-valiente El Gigante y el Sastre

Cierto sastre que era grande en jactancia, pero pequeño en el hacer, se le metió en su cabeza ir por el mundo por un tiempo, y conocer su alrededor. Tan pronto como pudo hacerlo, dejó su taller, y tomó su camino, sobre colinas y valles, a veces aquí, a veces allá, pero siempre adelante sin cesar. Una vez él vio en la distancia azul

Ver Cuento…


ave-fenix-300x293 Los dos hermanos gemelos

Había una vez dos hermanos, uno rico y otro pobre. El rico era un orfebre y de frío corazón. El pobre se mantenía haciendo escobas, y era bueno y honorable. El pobre tenía dos niños, que eran hermanos gemelos y uno tan similar al otro, como dos gotas de agua. Los dos muchachos iban de acá para allá a la casa del rico, y

Ver Cuento…


Molino Infantil_800 El Hada del estanque del molino

Érase una vez un molinero que vivía con su esposa muy felizmente. Ellos tenían su dinero y su tierra, y su prosperidad aumentaba año a año cada vez más. Pero la mala suerte viene como un ladrón por la noche, y así como su riqueza había aumentado antes, de pronto empezó a disminuir año a año, y por fin al molinero le costó llamar

Ver Cuento…


el gigante egoista con los niños El Joven Gigante

Hace mucho tiempo sucedió que un campesino tenía a un hijo que era tan grande como una mano, y no llegaba a crecer nada más, y durante varios años no creció ni el grueso de un pelo. Una vez cuando el padre salía para arar, el pequeño dijo, -”Padre, iré con usted.”- “¿Dices que vendrás conmigo?”- dijo el padre. -”Quédate aquí, pues no serías

Ver Cuento…