cuentos populares largos para ninos

Usted está viendo cuentos para ninos , cuentos de terror largos y / u otros artículos relacionados con su búsqueda cuentos populares largos para ninos. Encuentra las mejores soluciones para los cuentos que desea leer: yhs-fullyhosted_003, yhs-default, yhs-004, CUENTOS CATOLICOS PARA NIÑOS, cuentos hondureños cortos, lista de cuentos para niños, cuentos cortos con dibujos para niños



CUENTO DE DÍA DE LA FAMILIA - EL PUENTE Dos hermanos

En una de las islas danesas, cubierta de sembrados entre los que se elevan antiguos anfiteatros, y de hayedos con corpulentos árboles, hay una pequeña ciudad de bajas casas techadas de tejas rojas. En el hogar de una de aquellas casas se elaboran cosas maravillosas; hierbas diversas y raras eran hervidas en vasos, mezcladas y destiladas, y trituradas en morteros. Un hombre de avanzada

Ver Cuento…


pinoquio (1) Pinocho

Erase una vez, un carpintero llamado Gepetto, decidió construir un muñeco de madera, al que llamó Pinocho. Con él, consiguió no sentirse tan solo como se había sentido hasta aquel momento. – ¡Qué bien me ha quedado!- exclamó una vez acabado de construir y de pintar-. ¡Cómo me gustaría que tuviese vida y fuese un niño de verdad! Como había sido muy buen hombre

Ver Cuento…


images ¡Baila, baila, muñequita!

-Sí, es una canción para las niñas muy pequeñas -aseguró tía Malle-. Yo, con la mejor voluntad del mundo, no puedo seguir este «¡Baila, baila, muñequita mía!» -Pero la pequeña Amalia si la seguía; sólo tenía 3 años, jugaba con muñecas y las educaba para que fuesen tan listas como tía Malle. Venía a la casa un estudiante que daba lecciones a los hermanos

Ver Cuento…


The_Red_Shoes Los zapatos rojos

Hubo una vez una niñita que era muy pequeña y delicada, pero que a pesar de todo tenía que andar siempre descalza, al menos en verano, por su extraña pobreza. Para el invierno sólo tenía un par de zuecos que le dejaban los tobillos terriblemente lastimados. En el centro de la aldea vivía una anciana zapatera que hizo un par de zapatitos con unos

Ver Cuento…


135798749320 Hansel y Grethel

Al lado de un bosque muy grande moraban un pobre leñador con sus dos niños y su esposa, quien no era la madre de ellos. El niño se llamaba Hansel (Juancito), y la niña se llamaba Grethel (Margarita). Tenían muy poco para comer, y cuando una gran hambruna cayó sobre esa región, no podían procurarse el pan de cada día. Una noche, cuando él

Ver Cuento…


Nfosforos La niña de los fósforos

¡Qué frío tan atroz! Caía la nieve, y la noche se venía encima. Era el día de Nochebuena. En medio del frío y de la oscuridad, una pobre niña pasó por la calle con la cabeza y los pies desnuditos. Tenía, en verdad, zapatos cuando salió de su casa; pero no le habían servido mucho tiempo. Eran unas zapatillas enormes que su madre ya

Ver Cuento…


noel_179[5] Cuento de Navidad de Charles Dickens

Scrooge era de puño apretado, un viejo pecador exprimidor, escurridizo, codicioso, raedor, y avaricioso. Duro y encerrado en sí mismo que tenía un negocio junto con su difunto amigo Marley, quien hace 7 Navidades, porque era Navidad, había muerto. Nadie en las calles le hablaba, pues sabían bien la respuesta venidera. La mañana anterior a la víspera de Navidad, Fred, el sobrino de Scrooge, lo

Ver Cuento…


cigueña Las cigüeñas

Sobre el tejado de la casa más apartada de una aldea había un nido de cigüeñas. La cigüeña madre estaba posada en él, junto a sus cuatro polluelos, que asomaban las cabezas con sus piquitos negros, pues no se habían teñido aún de rojo. A poca distancia, sobre el vértice del tejado, permanecía el padre, erguido y tieso; tenía una pata recogida, para que

Ver Cuento…


pehuen01 El árbol generoso

Existe un árbol muy alto, cuyas duras ramitas parecen formar una hermosa sombrilla, sus grandes frutos se llaman piñones y contienen miles de semillas muy nutritivas. Este árbol, llamado pehuén, ahora vive feliz en las tierras de la Patagonia Argentina, pero no siempre fue así. Cuenta una leyenda que en el principio de los tiempos, el Pehuén estaba muy triste y sus pobres ramitas

Ver Cuento…


patito_feo El patito feo

¡Qué lindos eran los días de verano! ¡Qué agradable resultaba pasear por el campo y ver el trigo amarillo, la verde avena y las parvas de heno apilado en las llanuras! Sobre sus largas patas rojas iba la cigüeña junto a algunos flamencos, que se paraban un rato sobre cada pata. Sí, era realmente encantador estar en el campo. Bañada de sol se alzaba

Ver Cuento…