fabula que deje ensenanza en su vida

Usted está viendo cuentos para ninos , cuentos de terror largos y / u otros artículos relacionados con su búsqueda fabula que deje ensenanza en su vida. Encuentra las mejores soluciones para los cuentos que desea leer: dictados cortos, cuento con inicio nudo y desenlace, cuentos cortos en ingles traducidos al español, cuentos inventados largos, cuentos con inicio nudo y desenlace, cuentos cortos de 10 renglones, cuentos largos inventados



e-montañas Monte Simelí

Había una vez dos hermanos, uno rico y otro pobre. El rico, sin embargo, nunca ayudaba al pobre, el cual se ganaba escasamente la vida comerciando maíz, y a veces le iba tan mal que no tenía para el pan de su esposa e hijos. Una vez, cuando el pobre iba con su carreta por el bosque, miró hacia un lado, y vio una

Ver Cuento…


029 El Diablo con los Tres Pelos de Oro

Había una vez una pobre mujer que dio a luz a un pequeño niño, y como el niño nació con una membrana sobre su cabeza, le predijeron que a sus veinte años él tendría a la hija del rey por esposa. Sucedió que poco después el rey bajó a la villa, y nadie sabía que era el rey, y cuando preguntó a la gente

Ver Cuento…


caraya02-250x170 Carayá

En la provincia de Corrientes, más precisamente cerquita de la laguna del Ibera, vivía un indiecito muy inquieto y un poco miedoso. Le gustaba recorrer los montes, trepar a los árboles y chapotear en la laguna. Sin embargo, muchas veces Carayá se quedaba con las ganas de divertirse pues tenía temor de encontrarse con algunas fieras como el yaguareté, el gato montés o el

Ver Cuento…


145806d966d8332e91b003627ad7cd13 El Hijo Ingrato

Un hombre y su esposa, estaban sentados en el corredor, a la entrada de su casa, y tenían en su mesa un delicioso pollo asado para comerlo juntos. En eso el hombre vio que su anciano padre se acercaba, y rápidamente tomó el pollo y lo escondió, para que el anciano no pudiera coger nada de él. El viejito llegó, tomó una bebida y

Ver Cuento…


Nº 24,SOLDADO DEL ESCUADRON DE CABALLERIA CORACEROS ,1827 La Luz Azul

Había una vez en tiempos de guerras, un soldado que por muchos años sirvió a su rey fielmente. Pero cuando acabaron las guerras, ya no pudo servir más a causa de las muchas heridas que había recibido. El rey le dijo: -“Debes volver a tu casa, ya no te necesito más, y no vas a recibir ninguna paga adicional, pues solamente se da el

Ver Cuento…


hermanos-600x509 Hermano y Hermana

Un joven hermano tomo de la mano a su joven hermana y le dijo: -“Desde que nuestra madre murió no hemos tenido felicidad. Nuestra tutora nos golpea a diario, y si nos acercamos a ella, nos patea con sus pies. Nuestras comidas es el pan viejo que sobró días antes, y el perrito que se sienta bajo la mesa lo pasa mejor que nosotros,

Ver Cuento…


cuento-rps El Ratón, el Pájaro y la Salchicha

Una vez, hace mucho tiempo, un ratón, un pájaro, y una salchicha se hicieron compañeros, mantenían su casa juntos, vivían bien y felizmente el uno con el otro, y maravillosamente aumentaron sus posesiones. El trabajo del pájaro era que debía volar cada día en el bosque y regresar con madera. El ratón tenía que llevar el agua del pozo, encender el fuego, y poner

Ver Cuento…


EL CARACOL Y EL ROSAL El caracol y el rosal

Alrededor del jardín había un seto de avellanos, y al otro lado del seto se extendían los campos y praderas donde pastaban las ovejas y las vacas. Pero en el centro del jardín crecía un rosal todo lleno de flores, y a su abrigo vivía un caracol que llevaba todo un mundo dentro de su caparazón, pues se llevaba a sí mismo. -¡Paciencia! -decía

Ver Cuento…


el pajaro de oro 1 reducida El Pájaro de Oro

Hace mucho tiempo había un rey, que tenía detrás de su palacio un hermoso jardín de placer en el cual había un árbol que daba manzanas de oro. Cuando las manzanas maduraron fueron contadas, pero a la mañana siguiente faltaba una. Esto fue informado al Rey, y él pidió que un guarda permaneciera cada noche bajo el árbol. El Rey tenía tres hijos, y

Ver Cuento…


el-ciervo-y-el-buey El ciervo y los bueyes

Con inminente riesgo de su vida, un Ciervo se escapó de la batida, y en la quinta cercana, de repente, se metió en el establo incautamente. Dícele un Buey: “¿Ignoras, desdichado, que aquí viven los hombres? ¡Ah, cuidado! Detente, y hallarás tanto reposo como perdiz en boca de raposo”. El Ciervo respondió: “Pero, no obstante, dejadme descansar algún instante, y en la ocasión primera

Ver Cuento…