fabulas que tenga moraleja cortas

Usted está viendo cuentos para ninos , cuentos de terror largos y / u otros artículos relacionados con su búsqueda fabulas que tenga moraleja cortas. Encuentra las mejores soluciones para los cuentos que desea leer: yhs-fullyhosted_003, yhs-default, CUENTOS CATOLICOS PARA NIÑOS, yhs-004, cuentos hondureños cortos, cuentos cortos hondureños, cuentos de amado nervo para niños



los-tres-deseos-3 Cuento de los tres deseos

Había una vez un hombre, que no era muy rico, que se casó con una bella mujer. Una noche de invierno, sentados junto al fuego, comentaban la felicidad de sus vecinos que eran más ricos que ellos. -¡Oh! -decía la mujer- si pudiera disponer de todo lo que yo quisiera, sería muy pronto mucho más feliz que todas estas personas. -Y yo -dijo el

Ver Cuento…


La-Hilandera La Hilandera Perezosa

En un cierto pueblo una vez vivían un hombre y su esposa, y la esposa era tan ociosa que ella nunca trabajaría en nada; y cuando su esposo le traía algo para hilar, ella casi nunca lo hacía, y si lograba hilar algo, nunca lo enbobinaba, y todo permanecía enredado en un montón. Si el hombre la reprendía, ella estaba siempre lista con su

Ver Cuento…


hqdefault (2) El espíritu en la botella

Había una vez un pobre leñador que trabajaba duro a partir de la primera hora de la mañana hasta la última hora de la tarde. Cuando por fin él había ahorrado un poco de dinero, dijo a su muchacho, -”Eres mi único hijo, gastaré el dinero que he ganado con el sudor de mi frente en tu educación; y si aprendes un poco de

Ver Cuento…


hqdefault (1) El Viejo Sultán

Un agricultor una vez tenía un perro fiel llamado Sultán, que había envejecido y perdido todos sus dientes, de modo que ya no podía sostener nada firmemente. Un día el agricultor estaba de pie con su esposa en la puerta de la casa, y le dijo, -”Mañana tengo la intención de pegar un tiro al Viejo Sultán, ya que no sirve para nada.”- Su

Ver Cuento…


el pajaro de oro 1 reducida El Pájaro de Oro

Hace mucho tiempo había un rey, que tenía detrás de su palacio un hermoso jardín de placer en el cual había un árbol que daba manzanas de oro. Cuando las manzanas maduraron fueron contadas, pero a la mañana siguiente faltaba una. Esto fue informado al Rey, y él pidió que un guarda permaneciera cada noche bajo el árbol. El Rey tenía tres hijos, y

Ver Cuento…


el-soldadito-de-plomo-2 El soldadito de plomo

Érase una vez un niño que tenía muchísimos juguetes. Los guardaba todos en su habitación y, durante el día, pasaba horas y horas felices jugando con ellos. Uno de sus juegos preferidos era el de hacer la guerra con sus soldaditos de plomo. Los ponía enfrente unos de otros, y daba comienzo a la batalla. Cuando se los regalaron, se dio cuenta de que

Ver Cuento…


vaca Amigos Sabios

Un día un campesino tomó su buen palo de avellana de la esquina y dijo a su esposa, -”Trina, voy a ir al campo, y no volveré durante tres días. Si durante ese tiempo el comprador de ganado viene a querer comprar nuestras tres vacas, puedes cerrar un acuerdo inmediatamente, pero siempre que puedas conseguir doscientos pesos por ellas y nada menos, ¿comprendiste?”- -”Por

Ver Cuento…


cigueña Las cigüeñas

Sobre el tejado de la casa más apartada de una aldea había un nido de cigüeñas. La cigüeña madre estaba posada en él, junto a sus cuatro polluelos, que asomaban las cabezas con sus piquitos negros, pues no se habían teñido aún de rojo. A poca distancia, sobre el vértice del tejado, permanecía el padre, erguido y tieso; tenía una pata recogida, para que

Ver Cuento…


kn_catskin kay nielsen Allerleirauh

Hubo una vez un rey que tenía una esposa con cabellos de oro, y era tan bella que no se encontraba otra mujer igual en toda la tierra. Pasó que un día ella se enfermó, y presintió que pronto moriría, así que llamó al rey y le dijo: -”Si después de mi muerte deseas casarte de nuevo, toma a alguien que sea tan bella

Ver Cuento…


el anciano El Ladrón Maestro

Un día un anciano y su esposa estaban sentados en el frente de su casa miserable descansando un rato de su trabajo. De repente un carro espléndido con cuatro caballos negros vino llegando, y un hombre lujosamente vestido se bajó de él. El campesino se levantó, fue hacia el gran hombre, y le preguntó qué quería, y de qué modo él podría ayudarle. El

Ver Cuento…