historia con introduccion nudo y desenlace

Usted está viendo cuentos para ninos , cuentos para ninos y / u otros artículos relacionados con su búsqueda historia con introduccion nudo y desenlace. Encuentra las mejores soluciones para los cuentos que desea leer: dictados cortos, cuento con inicio nudo y desenlace, cuentos cortos en ingles traducidos al español, cuentos inventados largos, cuentos con inicio nudo y desenlace, cuentos cortos de 10 renglones, cuentos largos inventados



Quiénes Somos

El Internet es un mundo enorme, y no siempre es posible encontrar historias, actividades, dibujos … para los niños. Este sitio ha surgido esa necesidad hecha por los amantes de los cuentos para niños, y está totalmente dedicada a los jóvenes. Aquí es fácil encontrar historias, fábulas, leyendas, cuentos, dibujos … y mucho más! Y la mejor parte es que este sitio quiere que

Ver Cuento…


4998476doncella Ocio y Labor

Había una vez una joven doncella quien era muy linda, pero ociosa y negligente. Cuando ella tenía que hilar, se ponía de tan mal genio que si topaba con un pequeño nudo en el lino, inmediatamente sacaba toda la carrucha y lo tiraba al suelo al lado de ella. Pero ella tenía a una criada que era muy laboriosa, y recogía las carruchas y

Ver Cuento…


serpiente_chibi Historias Sobre Serpientes

Primera historia. Había una vez una pequeña niña cuya madre le daba cada tarde un pequeño tazón de leche y pan, y la niña se sentaba en el jardín con el tazón. Sin embargo, cuando ella comenzaba a comer, una serpiente llegaba arrastrándose desde una grieta en la pared, bajaba su pequeña cabeza en el plato, y tomaba la leche con ella. La niña

Ver Cuento…


CUENTO DE DÍA DE LA FAMILIA - EL PUENTE Dos hermanos

En una de las islas danesas, cubierta de sembrados entre los que se elevan antiguos anfiteatros, y de hayedos con corpulentos árboles, hay una pequeña ciudad de bajas casas techadas de tejas rojas. En el hogar de una de aquellas casas se elaboran cosas maravillosas; hierbas diversas y raras eran hervidas en vasos, mezcladas y destiladas, y trituradas en morteros. Un hombre de avanzada

Ver Cuento…


campesino_04 El Campesino y el Diablo

Había una vez un muy afamado y astuto campesino, cuyos trucos eran muy comentados. La mejor historia es, sin embargo, cómo negoció con el Diablo e hizo que éste quedara como un tonto. Estaba un día el campesino trabajando en su terreno, y como la penumbra ya caía, se alistaba para regresar a su casa, cuando de pronto vio un montón de carbones encendidos

Ver Cuento…


14-o-los-bueeyes-de-la-llavandera-o-la-yunta-130-x-110-cms-1-961 El Azote del Cielo

Un campesino salió cierto día a arar llevando un par de bueyes. Cuando llegó al campo, los cuernos de los bueyes empezaron a crecer y crecer, y cuando tuvo que regresar a casa, los cuernos estaban tan grandes que no podían pasar por la puerta del establo. Por buena suerte un carnicero pasaba por ahí, y llamándolo se los ofreció en venta, y finalizó

Ver Cuento…


187 El Erizo y el Esposo de la Liebre

Esta historia, mis queridos lectores, pareciera ser falsa, pero en realidad es verdadera, porque mi abuelo, de quien la obtuve, acostumbraba cuando la relataba, decir complacidamente: -“Tiene que ser cierta, hijo, o si no nadie te la podría contar.”- La historia es como sigue: Un domingo en la mañana, cerca de la época de la cosecha, justo cuando el trigo estaba en floración, el

Ver Cuento…


cielo Pobreza y Humildad llevan al Cielo

Había una vez el hijo de un rey que salió a recorrer mundo, y estaba lleno de pensamientos y de tristeza. ¡Él miraba al cielo, que era tan maravillosamente puro y azul, entonces suspiró, y dijo, -“¡Qué bien estaría todo si uno estuviera allá arriba en el cielo!”- Entonces vio a un hombre pobre y canoso que venía por el camino hacia él, y

Ver Cuento…


cometa El cometa

Y vino el cometa: brilló con su núcleo de fuego, y amenazó con la cola. Lo vieron desde el rico palacio y desde la pobre buhardilla; lo vio el gentío que hormiguea en la calle, y el viajero que cruza llanos desiertos y solitarios; y a cada uno inspiraba pensamientos distintos. -¡Salgan a ver el signo del cielo! ¡Salgan a contemplar este bellísimo espectáculo!

Ver Cuento…


609g Los Duendes

Un zapatero, sin que fuera su culpa, había llegado a tal pobreza que al final no le quedaba más que el cuero necesario para un par de zapatos. Así que al anochecer, hizo los cortes para los zapatos que haría a la mañana siguiente, y como tenía limpia su conciencia, se acostó tranquilamente en su cama, se encomendó a Dios, y se quedó dormido.

Ver Cuento…