narraciones cortas infantiles con inicio nudo y desenlace

Usted está viendo cuentos de terror largos , cuentos para ninos y / u otros artículos relacionados con su búsqueda narraciones cortas infantiles con inicio nudo y desenlace. Encuentra las mejores soluciones para los cuentos que desea leer: dictados cortos, cuento con inicio nudo y desenlace, cuentos cortos en ingles traducidos al español, cuentos inventados largos, cuentos con inicio nudo y desenlace, cuentos cortos de 10 renglones, cuentos cortos con inicio desarrollo y final



Inicio


4998476doncella Ocio y Labor

Había una vez una joven doncella quien era muy linda, pero ociosa y negligente. Cuando ella tenía que hilar, se ponía de tan mal genio que si topaba con un pequeño nudo en el lino, inmediatamente sacaba toda la carrucha y lo tiraba al suelo al lado de ella. Pero ella tenía a una criada que era muy laboriosa, y recogía las carruchas y

Ver Cuento…


Maiz La leyenda del Maíz

Los indios aztecas veneraban al dios Quetzalcóatl, que significa Serpiente Emplumada. Antes de la llegada de ese dios, los aztecas se alimentaban de raíces y animales que cazaban, pero no podían comer maíz porque estaba escondido detrás de las montañas. Los antiguos dioses habían intentado tiempo atrás separar estas altas montañas utilizando su fuerza, pero no lo consiguieron, así que los aztecas pidieron ayuda

Ver Cuento…


187 El Erizo y el Esposo de la Liebre

Esta historia, mis queridos lectores, pareciera ser falsa, pero en realidad es verdadera, porque mi abuelo, de quien la obtuve, acostumbraba cuando la relataba, decir complacidamente: -“Tiene que ser cierta, hijo, o si no nadie te la podría contar.”- La historia es como sigue: Un domingo en la mañana, cerca de la época de la cosecha, justo cuando el trigo estaba en floración, el

Ver Cuento…


2-ninos-cabra La Mesa de Deseos, el Asno de Oro y la Porra en el Saco

Érase una vez un sastre que tenía tres hijos, y sólo una cabra. Pero como la cabra los soportaba a todos con su leche, estaban obligados a tenerle buen alimento, y ser llevada cada día a pastorear. Los hijos, por lo tanto, se turnaban para hacerlo. Una vez el mayor la llevó al cementerio, donde podían ser encontradas las las hierbas más finas, y

Ver Cuento…


jopo Riquet-el-del-Copete

Había una vez una reina que dio a luz un hijo tan feo y tan contrahecho que mucho se dudó si tendría forma humana. Un hada, que asistió a su nacimiento, aseguró que el niño no dejaría de tener gracia pues sería muy inteligente, y agregó que en virtud del don que acababa de concederle él podría darle tanta inteligencia como la propia a

Ver Cuento…


135798749320 Hansel y Grethel

Al lado de un bosque muy grande moraban un pobre leñador con sus dos niños y su esposa, quien no era la madre de ellos. El niño se llamaba Hansel (Juancito), y la niña se llamaba Grethel (Margarita). Tenían muy poco para comer, y cuando una gran hambruna cayó sobre esa región, no podían procurarse el pan de cada día. Una noche, cuando él

Ver Cuento…


el anciano El Ladrón Maestro

Un día un anciano y su esposa estaban sentados en el frente de su casa miserable descansando un rato de su trabajo. De repente un carro espléndido con cuatro caballos negros vino llegando, y un hombre lujosamente vestido se bajó de él. El campesino se levantó, fue hacia el gran hombre, y le preguntó qué quería, y de qué modo él podría ayudarle. El

Ver Cuento…


el-sastrecillo-valiente El Sastrecillo Valiente

Cierta mañana de verano estaba un sastrecillo trabajando junto a su mesa a la orilla de la ventana, y se sentía con tan buen espíritu que cosía a lo que más podía. En eso pasó por allí una señora campesina anunciando en voz alta: -“¡Buenas mermeladas, deliciosas mermeladas! ¡Baratas, a muy buen precio, llévenlas!”- Eso alertó complacidamente los oídos del sastre, y asomando su

Ver Cuento…


patito_feo El patito feo

¡Qué lindos eran los días de verano! ¡Qué agradable resultaba pasear por el campo y ver el trigo amarillo, la verde avena y las parvas de heno apilado en las llanuras! Sobre sus largas patas rojas iba la cigüeña junto a algunos flamencos, que se paraban un rato sobre cada pata. Sí, era realmente encantador estar en el campo. Bañada de sol se alzaba

Ver Cuento…