relato historico con introduccion desarrollo y desenlace

Usted está viendo cuentos bonitos para niños , cuentos para ninos y / u otros artículos relacionados con su búsqueda relato historico con introduccion desarrollo y desenlace. Encuentra las mejores soluciones para los cuentos que desea leer: dictados cortos, cuento con inicio nudo y desenlace, cuentos cortos en ingles traducidos al español, cuentos inventados largos, cuentos con inicio nudo y desenlace, cuentos cortos de 10 renglones, cuentos largos inventados



cuento-rps El Ratón, el Pájaro y la Salchicha

Una vez, hace mucho tiempo, un ratón, un pájaro, y una salchicha se hicieron compañeros, mantenían su casa juntos, vivían bien y felizmente el uno con el otro, y maravillosamente aumentaron sus posesiones. El trabajo del pájaro era que debía volar cada día en el bosque y regresar con madera. El ratón tenía que llevar el agua del pozo, encender el fuego, y poner

Ver Cuento…


e-montañas Monte Simelí

Había una vez dos hermanos, uno rico y otro pobre. El rico, sin embargo, nunca ayudaba al pobre, el cual se ganaba escasamente la vida comerciando maíz, y a veces le iba tan mal que no tenía para el pan de su esposa e hijos. Una vez, cuando el pobre iba con su carreta por el bosque, miró hacia un lado, y vio una

Ver Cuento…


EL CARACOL Y EL ROSAL El caracol y el rosal

Alrededor del jardín había un seto de avellanos, y al otro lado del seto se extendían los campos y praderas donde pastaban las ovejas y las vacas. Pero en el centro del jardín crecía un rosal todo lleno de flores, y a su abrigo vivía un caracol que llevaba todo un mundo dentro de su caparazón, pues se llevaba a sí mismo. -¡Paciencia! -decía

Ver Cuento…


repunzel Rapunzel

Había una vez un hombre y su esposa que por largo tiempo esperaron en vano por un hijo. Al fin la mujer supo que Dios estaba por concederles el deseo. Esta gente tenían en su casa una ventana en la parte de atrás desde la cual se veía un espléndido jardín, lleno de las más bellas flores y hierbas. El jardín, sin embargo, estaba

Ver Cuento…


princesas.. Las Zapatillas Desgastadas por Danzar

Había una vez un rey que tenía doce hijas, y cada una parecía más encantadora que la otra. Todas dormían en una misma alcoba, con sus camas lado a lado, y cuando iban a dormir, el rey les cerraba con llave su habitación para que nadie pudiera llegar a molestarlas. Pero sucedía que en cada mañana, cuando él abría la puerta, veía que las

Ver Cuento…


cambio semillas Un Buen Negocio

Había una vez un campesino que había llevado su vaca a la feria, y la vendió por siete ducados. Por el camino a casa tenía que pasar por un estanque, y ya desde lejos oía el grito de las ranas que le parecían decir, “och, och, och.” -“Bien,”- se dijo él, “ellas hablan sin rima y sin razón, son siete los que he recibido,

Ver Cuento…


Molino Infantil_800 El Hada del estanque del molino

Érase una vez un molinero que vivía con su esposa muy felizmente. Ellos tenían su dinero y su tierra, y su prosperidad aumentaba año a año cada vez más. Pero la mala suerte viene como un ladrón por la noche, y así como su riqueza había aumentado antes, de pronto empezó a disminuir año a año, y por fin al molinero le costó llamar

Ver Cuento…


Juan1-300x296 Juan Fiel

Había una vez un viejo rey que estaba enfermo, y pensó paara sí, -“Estoy yaciendo en lo que debe de ser mi lecho de muerte.”- Entonces ordenó, -“Que venga aquí Juan Fiel.”- Juan Fiel era su criado favorito, y era llamado así, porque durante toda su vida había estado fielmente dedicado al servicio del Rey. Cuando él estuvo al lado de la cama, el

Ver Cuento…


Jorinde_und_Joringel_by_Gold_Seven Yorinda y Yoringel

Hubo una vez un viejo castillo en medio de un grande y denso bosque, y en él sólo vivía un viejo hombre que era un brujo. Durante el día él se convertía en un gato o en un búho gritón, pero al anochecer tomaba de nuevo su forma humana. Él atraía hacia sí bestias y pájaros, para luego matarlos y hervirlos o asarlos. Si

Ver Cuento…


cerro_elfos El cerro de los elfos

Varios lagartos gordos corrían con pie ligero por las grietas de un viejo árbol; se entendían perfectamente, pues hablaban todos la lengua lagarteña. -¡Qué ruido y alboroto en el cerro de los ellos! -dijo un lagarto-. Van ya dos noches que no me dejan pegar un ojo. Lo mismo que cuando me duelen las muelas, pues tampoco entonces puedo dormir. -Algo pasa allí adentro

Ver Cuento…